La brasileña IRANI Celulose presentó un crecimiento de 22.2% en su renta líquida 2014

04.03.15 IRANI Celulose acaba de anunciar que obtuvo un ingreso neto de 738.5 millones de reales en 2014 (unos 248 millones de dólares), un 22.5% más en relación al año 2013. Este crecimiento permite a la compañía seguir siendo uno de los líderes del sector papelero corrugado en el país y un importante referente para el rubro del papel para embalajes.Irani

El expresivo número es reflejo del aumento de las ventas, principalmente en el segmento de Embalaje y Papel Corrugado, que creció un 34.5% comparado con 2013. En 2014, este segmento totalizó 199.700 toneladas, debido a la integración de la planta de Vila Maria SP (antigua São Roberto) que fue consolidada por la empresa en octubre de 2013.

El segmento de papel para embalajes se redujo un 25.7% y cerró el año pasado con 77.500 toneladas. La variación se debe a la integración de las operaciones de la fábrica de papel de Santa Luzia MG con el embalaje de Vila Maria SP, donde el producto final vendido pasó a ser embalaje de papel corrugado.

El volumen de ventas para el segmento de resinas representó un crecimiento de 4.3% alcanzando las 8.400 toneladas vendidas.

Por su parte, el segmento de Embalajes de Papel Ondulado, fue el responsable del 67% del ingreso neto de la compañía. Mientras que el sector de Papel para Embalajes representó el 26% y el área Forestal y Resinas un 7%.

Las exportaciones fueron 23.2% superiores al año 2013, representando un 13% de la renta operacional líquida total, reflejo de una tasa de cambio más elevada. Europa fue el principal mercado de Celulose Irani.

El beneficio neto registrado en 2014 fue de 56.6 millones de reales (un poco más de 20 millones de dólares). El EBITDA registró un aumento de 21.6% en 2014 totalizando los 153.5 millones de reales (casi 52 millones de dólares), con una margen de 20.8%, una generación operacional de caja (EBITDA ajustado).

En 2014 la empresa invirtió en la modernización y automatización de sus procesos productivos que sumaron cerca de 50 millones de reales (cerca de 17 millones de dólares). La principal inversión realizada en el año fue la reforma para la ampliación y modernización de la Máquina de Papel I (MP I), que agregó 3.000 t/mes de capacidad para producción de papel para embalaje. La MP I reinició sus operaciones en el mes de junio del año pasado e inició este 2015 llegando a su nueva capacidad.

“En 2014 consolidamos la integración de las operaciones de São Roberto y modernizamos la Máquina de Papel I. El año 2015 inicia desafiante para los negocios para toda la industria en Brasil, con problemas a superar como la persistente y elevada inflación, el alto riesgo al racionamiento energético y por la capacidad del país para volver al rumbo del crecimiento económico. Garantizamos que las empresas que invertirán en tecnología y productividad en los últimos años, como IRANI, están más preparadas para enfrentar este escenario”, afirmó Odivan Cargnin, Director de Administración, Finanzas y Relaciones con los inversionistas de Celulose IRANI S.A.

La empresa fue fundada en 1941 y es controlada desde 1994 por el Grupo Habitasul, consorcio empresarial tradicional de la Región do Sul del país, Siendo IRANI hoy una de las líderes del sector en Brasil con una producción integrada, forestación propia, energía autogenerada con máquinas y equipamiento constantemente actualizados, produciendo papeles para embalaje, chapas y embalajes de papel corrugado y  resina de pinos.

Para conocer más acerca de IRANI, click aquí.

Prensa

RedMundo